viernes, 26 de febrero de 2010

EL BEBÉ FUNCIONARIO

En España hay, aproximadamente, 8.114 ayuntamientos, según datos del INE a 01-01-2010 (aunque el 60% tengan menos de 1000 habitantes). Pues bien, en uno de esos consistorios -de cuyo nombre no quiero acordarme-, cierto día, a primera hora de la mañana, apareció en la puerta de la Casa Consistorial un bebé que fue detectado por los primeros funcionarios que llegaban. Lo primero que hicieron fue darle de comer y luego se lo llevaron a la Secretaria para saber qué procedía hacer con el niño.

La Secretaria, emitió un comunicado interno destinado al servicio de Recursos Humanos, que decía: "acusamos recibo de un recién nacido de origen desconocido encontrado en la puerta del ayuntamiento. Formen una comisión para investigar y determinar lo siguiente":

1.- Si el "encontrado" es producto doméstico de este ayuntamiento.
2.- Si algún funcionario se encuentra envuelto en el asunto.

Después de un mes de investigaciones, la comisión envió a la Secretaria el siguiente comunicado interno:

"Después de cuatro semanas de investigación,concluimos que el bebé no puede ser producto de este ayuntamiento por los siguientes motivos":

1.- Aquí nunca se ha hecho nada con placer o con amor.
2.- En nuestro ayuntamiento jamás dos personas han colaborado tan íntimamente entre sí.
3.- Aquí nunca se ha hecho nada que tuviese ni pies ni cabeza.
4.- En nuestro ayuntamiento jamás ha sucedido que alguna cosa estuviese lista en nueve meses.

Se dice que fue la primera vez que una comisión funcionó como un reloj y dio con el quid de la cuestión. Yo no me lo creo, pero me ha dado que pensar.

Publicar un comentario