domingo, 5 de septiembre de 2010

ENTRE UNA Y OTRA ORILLA

José Portilla ante una de sus obras
Ese es el título de la exposición que presenta José Portilla en el Centro de Arte Casa Duró (Mieres-Asturias). Se inauguró el pasado viernes, 3 de Setiembre, y finaliza el 2 de Octubre. El prólogo del catálogo corresponde a Margarita Vázquez de Prada (de los Vázquez de Prada de toda la vida), mierense exiliada (voluntariamente) en Salamanca y licenciada en Arte. A propósito de la obra de Portilla dice Margarita que "no hace falta etiquetarla porque es un cúmulo de experiencias extraídas de la naturaleza, la vida, los sentimientos y un continuo trabajar para conseguir que el espectador y el cuadro produzcan una simbiosis que la haga permanecer fiel en el tiempo". Poco más tengo que añadir a esta crítica tan autorizada y entendida como la de Vázquez de Prada, inmersa por profesión en el mundo de la pintura, entre otros.

"Entre una y otra orilla" es la frontera que separa (o une) el mar de la tierra y así lo plasma Portilla con una técnica mixta sobre madera. "Colores y palabras se unen hasta formar un tejido de emociones que brillan con la luz de nuestro yo interior". Así define el autor su obra, ya conocida en Asturias puesto que expuso hace un tiempo en la galería "Amaga", de Avilés.

http://www.portillaj.es/. Dice Portilla en su página web que "Salamanca me nació en su mar de tierra y mies, y tiñó para siempre de ocres mi mirada". Creo que a todo buen amante del arte pictórico le va a sorprender la obra de Portilla, tan distinta y tan simétrica, tan colorista y tan expresiva; tan interior y tan llena de ondas expansivas.

Gracias por haber venido a esta cuenca minera, Portilla. No sólo hay arte en tus manos, sino humanidad para regalar y una paleta de colores original y pura. Pocos son capaces de expresar tanto en tan poco espacio.

Publicar un comentario