domingo, 18 de noviembre de 2012

TERCERA ELIMINATORIA DEL CONCURSO DE CANCIÓN ASTURIANA CUENCA DEL CAUDAL EN SU XVI EDEICIÓN

Álvaro Fernández Conde, acompañado por Pablo Carrera
Los cambios climatológicos (que se dejaron notar en algunas voces) fueron protagonistas indirectos e indeseados en la tercera eliminatoria del XVI concurso de canción asturiana CUENCA DEL CAUDAL que tuvo lugar el sábado 17 de noviembre en el Hogar de Pensionistas de Rioturbio. Doce intérpretes participaron en esta jornada y los cantadores cántabros siguen destacando. Álvaro Fernández Conde, de Lamasón, fue el triunfador de la tarde con "El alma de los mineros", "Viva la xente minera" y Santullano ye de Mieres". Con veinte años ha demostrado una madurez encomiable. Sensacional de voz, afinación y entonación, se metió al público en el bolsillo desde las primeras notas.

La ovetense María Llatores fue otra de las destacadas. Una cantadora que va a más y que gustó mucho interpretando "Canteros de Covadonga", "Si quieres que te cortexe" y "La cabraliega".

La sorpresa de la tarde, desde mi punto de vista, la dio el cantador de la zona, Los Pontones, Ángel Javier Toral Fernández, casi un debutante en los escenarios.Voz potente y fresca, prolongando los finales de las estrofas con maestría. Bien de afinación y entonación. Cantó: "Para castañes, Tremañes", "Cuando salí de Cabrales" y "En el alto del puerto Ventana". Como crítica, se le puede achacar un exceso de "güeltiquines" en su forma de interpretar que le da un aire diferente a los temas. Muy aplaudido.


Doce fueron los participantes en esta tercera eliminatoria, dos mujeres y ocho hombres. Empezó Manuel Barbón Gutiérrez, de la Güeria de Urbiés. Inquieto, no encontró el sitio tal vez por hallarse un poco forzado al no estar al cien por cien de voz. Cantó: "Cuatro chavales de Ceares", "En el concejo de Nava" y "Paseo por Quirós". Con problemas de afinación y entonación. Le siguió el turonés Iván Menéndez Fernández, nuevo en esta plaza. Se le nota un poco verde pero puso voluntad y tesón. Bien de voz aunque en el tercer tema le faltó un poco de ritmo. Interpretó: "Tengo de subir al puertu", "Hoy llaven les escombreres" y "Baxaron cuatro alleranos". Francisco José Fernández Hernández, entreguín, fue el siguiente cantador en el escenario. Un joven que progresa poco a poco, bien de voz, afinado y entonado. "La portillera", "Baxo a la mina cantando" y "Viva la xente minera", fueron los temas que ofreció al público que llenaba el salón.

El cuarto concursante fue el mierense José Manuel González Díaz. Desentonó ligeramente en su primer tema "Hermosa Vega del Sella"; estuvo correcto en "Aquellos gües" y gustó en "Tres cantores tuvo Amieva". Bien acoplado a la gaita en los tres temas. El quinto, de Ciaño, fue Borja Fernández García. "Cantar bien neña", pieza en que estuvo correcto, "Vite baxar per el monte", en la que denotó una ligera afonía, y "Les cuatro poles", llegando sin problemas a las notas más bajas, fueron las canciones que presentó a concurso.

La primera mujer de esta tercera eliminatoria fue Carmen Camporro Palicio, de Tudela Veguín. Una veterana con tablas. Bien acoplada a la gaita, afinada y entonada; en su línea. Cantó: "Cuando vienes de arrendar", "Canteros de covadonga" y "Carretera de Colloto". En la segunda pieza la voz le jugó alguna que otra mala pasada. Enrique Riera Riera, de Sama de Langreo, no salió contento con su actuación. Bien de voz en la primera, cosa que no ocurrió en la segunda y tercera, en las que tuvo altibajos. Bien acoplado a la gaita, los temas elegidos fueron: "Los gües de Xuana", "El corazón del mineru" y "Aquellos bueyes".

El turonés Fidel González Martín, director del Coro Minero de Turón, prueba suerte en este difícil mundo de la canción asturiana y se presentó en el "Cuenca del Caudal" con estos temas: "De la raíz del manzano", "Hoy llaven les escombreres" y "Soy pastor". Pulcro, como buen músico, muy cuidadoso en la entonación y sin problemas en la afinación. No es muy amigo de las "güeltiquines". Por lo demás está en ese proceso de aprendizaje por el que todo cantador tiene que pasar.

Turno, después de Fidel, para el gijonés Fernando Entrialgo Vega, que cantó: "Al pasar La Collaona", "Arrimadito a aquél roble" y "Pincheme con una espina". Muy regular en las tres canciones. Bien de voz y perfecto acople a la gaita en el primer tema.

Así discurrió una jornada más del concurso de canción asturiana Cuenca del Caudal que organiza la A. C. "Güeria San Xuan" con la colaboración del Ayuntamiento de Mieres. El próximo sábado, a las 18:30 horas, en el salón de actos del Hogar de Pensionistas de Rioturbio, se celebrará la cuarta y penúltima jornada eliminatoria en la que van a participar doce cantadores. Entrada libre y gratis.
Publicar un comentario