lunes, 14 de marzo de 2011

DÍA DE LA CANCIÓN ALLERANA EN EL CONCURSO DE CANCIÓN ASTURIANA CUENCA DEL CAUDAL

CHUCHA DE NEMBRA
El concurso de canción asturiana CUENCA DEL CAUDAL amplía horizontes y aunque el apartado competitivo ya ha finalizado la organización programó una jornada dedicada a la canción allerana, un género de la asturianada de complicada ejecución y característico de esta cuenca minera.

Un buen número de intérpretes se dieron cita en el Auditorio Teodoro Cuesta de Mieres para ofrecer al público que llenaba el recinto una muestra de este difícil género. Así, para abrir boca y en una declaración de intenciones, Berto Varillas cantaba la pieza "Baxaron cuatro alleranos". Reseñar la notable ausencia de Veneranda Fernández quien, a última hora, no pudo acudir a la cita (también faltaron Salvador Vázquez, una de las grandes voces que mantienen viva la tradición de la misa allerana cantada, y Anabel Santiago). En su lugar, abrió el festival el morciniego Julio Mallada (La zagalina y Mañana pela mañana). Le siguió en el escenario otro allerano, Juan Luis Lobo (Dísteme una cinta verde y Suspira y llora). Chucha de Nembra, una cantadora incombustible que lleva muchos años en esto de la tonada sorprendió con dos interpretaciones de altura de los temas "M'acariciabes" y "El valle del ríu negru". Pepe L'ayerán cogió el testigo de Chucha y se decantó por temas clásicos de la canción allerana: "La vaca pinta" y "Nieve en Valverde".

Cambiando la montaña por el mar se subió al escenario Ismael Tomás, uno de los grandes de los últimos tiempos, cantó: "El cortexar en Llaviana" y "Años sesenta". Así finalizaba la primera parte del espectáculo. la segunda comenzaba con un hombre que no se prodiga en demasía sobre los escenarios; Generoso Fernández dejó constancia de su valía con dos piezas: "Reburdia y riñe" y "De La Granda al Retriñón". El turno siguiente fue para un intérprete veterano que parece estar viviendo una segunda juventud: Celestino González "Tino de Arnizo". Dio una clase magistral de alleranas cantando "Ente La Pola y El Pino" y "Carretera abaxu va".


Cambiamos de cuenca y del Caudal pasamos al Nalón para escuchar una de las mejores voces de la actualidad, la de Marisa Valle. Cantó "Del gumial" y "Arbolito caido", acompañada al piano por Xaime Arias. Sencillamente magistral. Y para cerrar el festival, otro plato fuerte. José Manuel Collado se destapó con "Tuve na esfueya" y "Adiós la mio vaca pinta". Uno de los grandes para poner el punto y final a un festival dedicado a un género exigente y quizá poco cultivado por los cantadores de tonada. Sones y la TPA grabaron el acto que será emitido próximamente. Para no perdérselo.
Publicar un comentario