martes, 15 de marzo de 2011

EL CONCURSO CUENCA DEL CAUDAL CERRÓ EL PASADO DOMINGO SU DÉCIMO CUARTA EDICIÓN

Noemí Torrado con Berto Varillas
A falta de la gala de entrega de premios, que tendrá lugar el próximo día 26 de marzo en el Hogar del Pensionistas de Rioturbio, el concurso de canción asturiana CUENCA DEL CAUDAL, cerró el pasado domingo su décimo cuarta edición con una muestra de tonada, baile y música coral que contó con la participación de los campeones de las modalidades femenina, masculina y menores de 18 años. Todo ello tuvo lugar en el Auditorio Teodoro Cuesta de Mieres y fue recogido por las cámaras de la TPA que emitirá próximamente el festival a través del programa Sones.

Fue una tarde fructífera a lo largo de la cuál Facundo Fernández intervino tres veces para dar cuenta de los ganadores de las tres modalidades del concurso. En el apartado artístico, inauguró la gala el laureado y centenario Orfeón de Mieres, aprovechando la reciente publicación del libro "Cancionero Coral", del que es autor el director de la formación, Vicente Sánchez. El Orfeón abrió el fuego con el tema "Raigañu astur", nacido de la inspiración de su director. Después actuó al ganador de la modalidad de Menores de 18 años, Esteban Verdeja, que cantó "Soy del Nansa", pieza dedicada al valle cántabro del que es natural. Le siguió la mierense Belén Antón, otra promesa de futuro, que nos ofreció "A la mar vanse los ríos".

Una de las sorpresas de la jornada fue la participación de Ángel Pastor, presidente de la AAVV de Santa Marina, que hacía sus pinitos como intérprete de tonada. No defraudó con la pieza "Baxaba Barrial de Casu". Otra de las novedades fue la actuación de Chema Cerra, conocido como "Chema'l de Gallegos", que desgranó la pieza titulada "A to puerta yo planté". A continuación, bailamos el "Suelto Allerán" con el Grupo de Baile "Mieres del Camín", que hizo las delicias del público que llenaba el auditorio.

OCHOTE LA UNIÓN
La subida al escenario del Pepe L'ayerán, que interpretó "La cabraliega" como se hacía hace cincuenta años, subió la temperatura ambiental. El mierense Francisco Queipo también se sumó a la fiesta y dejó sobre el escenario su sello personal cantando "Caminito del puerto". Cerró la primera parte del espectáculo una de las formaciones corales más emblemáticas de Mieres, el Ochote la Unión, dirigido por Juan Rionda; interpretaron "Caminito de Avilés" y "Debaxo del molín", con la que abrieron la segunda parte.

La campeona del concurso en la modalidad femenina, Lorena Corripio, fue la siguiente en intervenir y lo hizo con una canción titulada "Con esta nun canto más". Tras ella, se subió al escenario el campeón en la modalidad masculina, Celestino Rozada, quien interpretó "Puente de Ribadesella", dejando patente el gran momento que está atravesando.

ÁNGEL PASTOR
Volviendo a la gente de Mieres escuchamos la voz de un cantador que aunque vive en Gijón es natural de Cardeo: Faustino Braña, que cantó "Hay una línea trazada". La joven Noemí Torrado, otra mierense, se atrevió con "Carretera de Colloto", acompañada a la gaita por Alberto Varillas, miembro del jurado y gaitero oficial del concurso. Uno de los intérpretes que parece estar viviendo una segunda juventud es Celestino González "Tino de Arnizo", maestro de la canción allerana que ofreció al público el tema "Toca la gaita, gaiteru".

El programa continuó con la voz de un cantador que ya no se prodiga tanto en los escenarios. Celestino Llaneza "Mayaín", un hombre que se codeó con los grandes como Diamantina Rodríguez, Juanín de Mieres, Silvino Argüelles o Manuel Gandoy -y bien que aprendió de ellos-, contribuyó al realce del acto con "Los güés de Xuana". Y la última intérprete de tonada participante fue Rosi Fernández Torre, otra mierense que vive fuera. Cantó "Soy d'un puebliquín d'Asturies", con la sobriedad y elegancia que la caracterizan. El espectáculo tocaba a su fin y acabó de la misma manera que había empezado, con el Orfeón de Mieres en el escenario para estrenar una pieza, "Canto a Mieres", compuesta por su director, Vicente Sánchez.

Broche de oro para el concurso CUENCA DEL CAUDAL que en esta edición -la décimo cuarta- ha alcanzado cotas difíciles de igualar: cinco fases de clasificación, dos semifinales, dos finales, un día de canción allerana, este dedicado a la música coral, tonada y baile, la gala de entrega de premios y cinco meses de duración, con un trabajo excelente de la Asociación Cultural "Güeria San Xuan" que contó con la inestimable aportación de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Mieres. Qué menos para una tierra que ha sido cuna de grandes intérpretes, clásicos que ya forman parte de la historia. Y con mimbres que la engrosarán en un futuro.

Nos vemos el día 26 en Rioturbio, en la gala de clausura del certamen, donde se entregarán los premios.

ORFEÓN DE MIERES
Publicar un comentario