domingo, 24 de noviembre de 2013

4ª ELIMINATORIA DEL XVII CONCURSO DE CANCIÓN ASTURIANA "CUENCA DEL CAUDAL"

Belén Arboleya acompañada por Pablo Carrera
Trece cantadores participaron en la cuarta eliminatoria del XVII concurso de canción asturiana CUENCA DEL CAUDAL, cuatro en modalidad femenina y nueve en masculina. Además, cuatro de estas voces hacían su debú en el concurso y pisaban por primera vez el escenario del Hogar de Pensionistas de Rioturbio, sede de las eliminatorias.

Los más destacados fueron los cinco últimos participantes: Carlos Alonso Peñayos, de Gamonéu ("La mio neña" y "¡Ay Dios, que vino p'Asturies!"), Arturo Cortina Fernández, El Entrego ("Tengo de dir al molino" y "Caleya arriba cantando"), Alberto de Dios Sanz, Tablao-Siero ("Viva la xente minera" y "A to ventana"), Liliana Castañón Cerceda, Mieres ("Agua que lleva el arroyo" y "No sé que siento mio Asturies"), y Jorge Tuya Rivas, Seloriu; fue el triunfador de la tarde con "Nun pueo subir al puertu" y "A to ventana".

La primera voz en dejarse sentir fue la de la gaitera de Lieres, Belén Arboleya; cantó "Anda y señálame un sitio" y "Carretera de Colloto". Correcta en los temas pero sin apabullar. Le falta, quizá, un poco de calidez y fuerza. Me da la impresión de que canta con cierto recelo. Tiene que soltarse. Después de ella, el primer debutante, el ovetense Ángel Mirantes Viejo; le falta camino por recorrer, se le ve aún verde. Cantó "Ayer dixísteme que hoy" y "De xunto a Pravia". Un ligero temblor de voz en ocasiones desluce su interpretación. Mejor la segunda pieza. Le siguió en el escenario otro debutante, de Bobia-Onís, aunque reside en Pola de Siero y que responde al nombre de Miguel Ángel Viesca Iglesias; fue muy aplaudido y cierto es que no me disgustó su actuación; estuvo voluntarioso cantando "Desde el valle del Caudal", una pieza poco utilizada por los cantadores, y más entonado en "Toca la gaita, gaiteru". Muy aplaudido por el público, pero le falta técnica aunque hay voz.

La segunda cantadora en modalidad femenina fue Carmen Camporro Palicio, de Tudela Veguín. No está en su mejor momento; irregular de voz quizá debido al frío del día, lo que "ahoga" otras cualidades interpretativas. De Riaño-Langreo, nos llegó la voz de Celso Casal Candanedo, que interpretó "Viva la xente minera" y "La Virxen del Carballu". Estuvo sobrio, marcando el tempo de las piezas y bien de voz aunque con pequeños altibajos. El turno siguiente fue para otro debutante, Antonio González González, de Isongu (Cangas de Onís); cantó "Cuando vienes de arrendar" y "Hermosa Villa de Mieres", las dos con acompañamiento de gaita. Estuvo discreto; no enamoró con sus interpretaciones. Mala suerte tuvo el cantador de la Güeria San Xuan, Jovino Álvarez Álvarez, a quien la voz le jugó una mala pasada y le privó de una actuación mejor. Carece de la técnica de respiración necesaria para asumir las notas altas. Cantó "Caleya arriba cantando" y "Tengo de dir al molino".

La última debutante en el concurso en esta cuarta eliminatoria vino de Avilés donde se la conoce como "La Xanina de Avilés". Laura Riesgo, que así se llama, interpretó "En Asturias yo nací" y "Al pasar por el puertu", ambas acompañada a la gaita por Pablo Carrera. Debería probar a cantar a capella porque la gaita le tapó la voz. De todas formas mantuvo la afinación en la primera pieza pero se perdió en la segunda, fuera de tono hasta mitad del cantar. Quizá los nervios le impidieron rendir a mayor nivel, pero tiempo habrá para mejorar.

En fin, tarde de luces y alguna sombras en Rioturbio que espera ya al próximo sábado para celebrar la quinta eliminatoria. A la misma hora, en el mismo lugar, y con nuevos cantadores.
Publicar un comentario