domingo, 18 de abril de 2010

MIERES ANDA DE FOLIXA


Hoy domingo Mieres quema los últimos cartuchos de su FOLIXA NA PRIMAVERA con un programa matinal básicamente folclórico. Pero el pasado viernes se daba la salida a esta fiesta eminentemente primaveral y sidrera con el pregón de Celso Fernández y la entrega del X Distintivo a la Investigación Folclórica "Fini Suárez", concedido a Alberto Fernández Velasco.

Celso, allerano de postín, periodista radiofónico (el Luis del Olmo del Caudal), criticó en su pregón la TDT (que falla más que una escopeta de feria) y esos programas del corazón que nos mantienen en vilo y hacen que nos olvidemos de cosas más importantes en nuestras vidas. Al grito de "¡Échame un culín, Manín!", Celso se bebió tres culinos de sidra mientras pregonaba las excelencias de esta fiesta tan mierense y asturiana.

Foto: Alberto Fernández Velasco posa con su premio

Alberto Fernández Velasco, padre del conocido gaitero, Alberto Varillas, fue distinguido con el distintivo Fini Suárez a la investigación folclórica. Fernández Velasco, constructor de gaitas asturianas, consiguió mejorar las cualidades, tanto de tono como de timbre, de este peculiar instrumento, logrando con ello una afinación que permite la integración de la gaita en una orquesta sinfónica -por ejemplo- como un instrumento más, cuestión hasta hace pocos años realmente difícil, por no decir imposible. Alberto cuenta, entre otras distinciones, con dos Urogallos de Bronce otorgados por el Centro Asturiano de Madrid. El pintor mierense Toni Vila, creador del cartel anunciador de la Folixa 2010 fue distinguido también por ello.


Lástima que las cenizas provocadas por la erupción de un volcán en Islandia hayan ocasionado tal colapso aéreo que las actuaciones de grupos foráneos han tenido que suspenderse por incomparecencia. Así ocurrió el viernes con Session A9, sustituidos por los mierenses Skanda, y el sábado con Yves Lambert en cuyo lugar actuaron los vascos Ruaille Buaille. Previamente se presentaron ante el público Patriband Folk Orllestra y Spanta la Xente.

Un año más, la Folixa -en la que no faltó la tonada, por supuesto- se consolida como la fiesta primaveral asturiana por excelencia con una "carta" de actos completísima, atractiva y variada.
Publicar un comentario