martes, 25 de mayo de 2010

DESPUÉS DE LA RONDALLA VINO EL ROCK


El recorrido por la música deparó, tras el paso por la Rondalla de Figaredo, una sorpresa en forma de grupo de Rock, Los Anclas, formados bajo el paraguas de la parroquia de Santa Marina y D. Luis, su párroco en aquellos tiempos. Tino "El Gemelu", a la batería, Andrés, el otro "gemelu", como vocalista, yo, a la guitarra solista, Tom Caballero, al bajo, y Luis "Patuki", a la guitarra rítmica, metíamos un ruido infernal con aquellos instrumentos prestados por los Glad Stone (turoneses) e invadíamos Turón y su festival de los Valles Mineros tocando "El tiempo vuela" (versión Pekeniques) y otros temas de cuyo nombre no quiero acordarme, pero éramos la hostia de modernos y nos sabíamos un montón de canciones que sonaban como grandes éxitos de la época. Luego, para finalizar mi periplo rockero, recalé en The Flitters (músicos de primera), grupo que dirigía Luis "El flitter" y del que formabanm parte Félix Carpintero (cantante), Isidro Madera (batería), Miguel "El Indio" (guitarra), el mencionado Luis y yo. Siempre recordaré una gira por la provincia de León y concretamente dos actuaciones: una en Santa María del Páramo (qué ambiente), y la otra en Villafáfila de Campos (¡qué experiencia!). En Santa María del Páramo montamos el equipo en la sala de fiestas a las cinco de la tarde para ensayar y a las cinco y cuarto se había llenado de gente (el baile no empezaba hasta las siete). Y en Villafáfila ya fue el no va más pues Luis nos obligó (como suena) a amenizar una sesión vermú con smoking y a 40 grados a la sombra. Nos acordamos de su querida madre (Rosario), vecina y amiga de la mía, por el buen rato que nos hizo pasar el muy cabrón. Por cierto, Félix Capintero -que cantaba en inglés- se hinchaba a firmar autógrafos en los descansos de las actuaciones. Un monstruo. ¡Qué tiempos!

Foto, LOS ANCLAS: de izquierda a derecha, Tino, Andrés, un servidor, Luis Patuki y Tom Caballero.
Publicar un comentario