miércoles, 11 de febrero de 2009

LOS VIEJOS ROCKEROS NUNCA MUEREN


Eso es, al menos, lo que se dice; y a los viejos cantores asturianos les pasa exactamente lo mismo. Ahí siguen, en la brecha, al pie del cañón, dándolo todo en cada actuación. Vicente Díaz, Cholo Jubacho y Pipo Prendes, rezuman asturianía y sigue siendo una gozada oírles cantar (para muestra basta un botón; véase el vídeo). Y si tienes la suerte de acompañarles cuando están en su salsa, sin público, lejos del escenario, en una comida privada, ya es el no va más.

Todo lo que les estoy contando ocurrió hace unos quince días, en una comida de amigos donde cada uno, lejos de las bambalinas y el escenario, se muestra como es, sin inhibiciones, natural, en estado puro. Buenas voces y canciones para pasarlo bien. No son los tres tenores, vale (ni creo que lo pretendan); pero se parecen a los tres mosqueteros, flanqueados en esta ocasión por otros tres personajes a quienes hay que echar de comer aparte. Celso Fernández, la voz de la Cadena Cope en Mieres; Ismael Arias, director de la Casa de Cultura de Mieres y del programa de la TPA "Música, músiques", y Facundo Fernández, presidente de la Asociación Cultural "Güeria San Xuan" y hombre ligado a la canción asturiana a través del concurso Cuenca del Caudal. Con ellos Pepe Robles, compositor y maestro del acordeón, que pone la música y acompaña como nadie. Entre todos un bagaje de experiencia musical a prueba de cualquier examen.


Imagen: Ismael Arias, Celso Fernández y Vicente Díaz

La sobremesa fue un retrato fiel del carácter asturiano (casi siempre terminamos las juergas -sanas y amistosas- cantando). Y es que las canciones son un eficaz instrumento para estrechar lazos y compartir buenos momentos con los amigos. Lástima no haber estado allí; aun así, el testimonio de aquél día entra en este blog como una manzana en el paraíso, con toda la fuerza de Asturias, aunque haya sido a través de terceros que tuvieron la suerte de vivirlo "in situ".



Lo más hermoso es que el vídeo refleja con total fidelidad instantes que todos hemos vivido en algún momento de nuestras vidas (afortunadamente). Y quien no lo haya experimentado aun, que se dé prisa; hay experiencias que no pueden dilatarse mucho en el tiempo porque se te puede pasar el arroz.

En resumen, tres eran tres, un trío de veteranos cantores asturianos y, ojalá, podamos seguir escuchándolos durante muchos años.


Imagen: Facundo Fernández y Vicente Díaz
Publicar un comentario