lunes, 28 de febrero de 2011

LOS JÓVENES PRESENTAN SUS CREDENCIALES

Esteban Verdeja acompañado a la gaita por Berto Varillas
La final del concurso de canción asturiana CUENCA DEL CAUDAL para jóvenes menores de 18 años, se celebró el pasado sábado, 26 de febrero, en el Auditorio Teodoro Cuesta de Mieres. Arropados por cantadores consagrados como Rogelio Suárez, Lolo de Cabranes y María Sánchez, los jóvenes presentaron sus credenciales en una velada marcada por un alto nivel emocional y una calidad de voces que aseguran el futuro de la tonada.

Abrió la gala el gaitero Berto Varillas con su grupo la Asturiana Mining Company y de inmediato -tras una pequeña intervención del presidente de la Asociación Cultural "Gueria San Xuan", Facundo Fernández- comenzaron a subir al escenario los participantes. Luis Castiello, 6 años, interpretó "Canta el gallu"; Andrea Cueli, de 15 años, cantó "La cabraliega"; Francisco José Fernández, de 16 años, nos deleitó con "Baxo a la mina cantando"; el cántabro, Cipriano Solarana "Panín", de tan sólo 14 años, fue jaleado por el público al desgranar las notas de la tonada "Déxame pasar que voi". En esta primer parte intervinieron también José Manuel Robledo (De rosa y nieve), María Sánchez (Al pasar por el puertu) y Rogelio Suárez (Hubo en Asturias un dúo).

Miembros del Grupo de Baile "Mieres del Camín"
Abrió la segunda parte el grupo de baile "Mieres del Camín". Bailaron la Muñeira de Bativán y la Xota de Cadavedo. Muy aplaudidos también por los asistentes. Seguidamente, volvieron los concursantes empezando por la niña de 5 años, Laura Uría Boto, que interpretó "Toca la gaita, gaiteru"; después intervino Rodrigo Valle Barros, de 16 años, que cantó "Soy pastor". Esteban Verdeja, campeón de la pasada edición, arrancó  los aplausos del público con su interpretación de "Tengo de facer un hórru". La jovencísima, 10 años, Alicia Villanueva, concursó en último lugar y ofreció la pieza "Coyi d'un artu una flor".

Faltaron a la cita, Aurora Cereijo Díaz, nieta de Javier de Arroes, quien momentos antes de subir al escenario sufrió un pequeño percance que le impidió participar, y Marisa Valle, con poblemas de voz.

En cualquier caso, el futuro de la tonada creemos que está asegurado porque van saliendo cada vez más voces. Hay veteranos que continúan en la brecha, jóvenes que ocupan un lugar destacado en el panorama actual de la canción asturiana, y estos "embriones" que comienzan a abrirse camino. Buenas noticias para este género musical tan nuestro, que cuenta con un elevado número de adeptos como se demuestra por los elevados índices de audiencia que registra el programa de la TPA, Sones, y por la cantidad de aficionados que llenan día tras día el Auditorio Teodoro Cuesta de Mieres.

Dentro de 15 días se celebrará la muestra de canción allerana, un estilo difícil y complejo que exige mucho al artista y que hay que promocionar continuamente porque es una verdadera joya de la asturianada.
(Fotos: Juan Luis Nepomuceno http://www.flickr.com/photos/nikonepo/sets/72157626033894441/show/)
http://www.flickr.com/photos/nikonepo/sets/72157626033894441/show/
Publicar un comentario