lunes, 14 de febrero de 2011

LA GRAN FINAL DEL XIV CONCURSO CUENCA DEL CAUDAL SUPERÓ TODAS LAS EXPECTATIVAS

Juan José Martínez y Berto Varillas
Cinco voces de mujer y otras tantas de hombre compitieron en el Auditorio Teodoro Cuesta, de Mieres, en la gran final del XIV Concurso de Canción Asturiana Cuenca del Caudal. El espectáculo tuvo lugar el pasado sábado, 12 de febrero, y en el auditorio no cabía un alfiler más. Grandes voces se dieron cita en la villa mierense -echando el resto- para demostrar que podían hacerse con el campeonato del concurso. Previamente, la Asociación Cultural "Güeria San Xuan" entregó sus premios "Eugenio Carbajal", destinados a personas que se han distinguido por su apoyo decidido a los valores culturales autóctonos y a la defensa y promoción de la música tradicional asturiana. En la edición 2011, Javier Parajón, alcalde de Sariego, y Diana González, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Mieres, fueron los galardonados.

Después, se inició la gran final del concurso con Laudelina Hortal cantando "Carromateros" y "Arboleda bien plantada". La siguió Juan Robledo, que interpretó "De rosa y nieve" y el clásico "Hay una línea trazada". La tercera finalista fue Silvia Suárez, premio de la crítica RPA 2010 al mejor disco de música asturiana, junto a su grupo, Filandón. Cantó "Donde hay fabes, hay maíz", pieza poco habitual en los concursos de tonada, y "Soy de Pravia". Andrés Cueli se subió al escenario para interpretar "Vite baxar per el monte" y "A la salida del Sella". "La Colladiella d'Urbiés" y "Escurecióme nel monte" fueron las canciones elegidas por la veterana Jesusa Fernández "Chucha de Nembra", que casi nunca defrauda. Con ella finalizó la primera parte del espectáculo.


La segunda comenzó con el riosano afincado en Candás, José Antonio González "Cantu la Vara", en el escenario. Interpretó "Adiós Asturias del alma" y "Toca la gaita, gaiteru". El intérprete, al que algunos acusan de utilizar un estilo ligeramente "aflamencado", destacó, perfectamente acoplado a la gaita. El turno siguiente fue para la también veterana Mª Teresa González Soto quien, en su línea, cantó "Puertu Ventana" y "Arboleda bien plantada". Juan José Martínez interpretó una pieza poco empleada en las finales, "Agua que va hacia el arroyo", y un tema clásico, "Soi de Llangréu". La penúltima finalista, del conceyu de Colunga, fue Lorena Corripio, que se salió con "A vivir a la montaña" y "Playina, la de Xixón". Fue aclamada por el público y es la más firme candidata a ganadora. Cerró esta magnífica final el campeón de la pasada edición, Celestino Rozada, que puso toda la carne en el asador con "Cuando yo salí d'Asturies" y "Carretera del Pedrosu". Otra actuación portentosa de Celestino que tiene muchas papeletas para repetir triunfo, salvo que el jurado opine lo contrario, claro está.

En definitiva, una final de muchos "kilates" plena de grandes voces y excelentes interpretaciones. En unos días se conocerá el veredicto del jurado, que les daremos a conocer a través de esta bitácora.

Recordar que dentro de quince días se celebrará en el Auditorio Teodoro Cuesta la final de menores de 18 años. Estarán acompañados y apadrinados por cuatro grandes voces que por distintas causas, básicamente por problemas de voz debido a la gripe, no pudieron participar en el concurso o abandonaron en plena actuación (Marisa y Robledo). Son Rogelio Suárez, José Manuel Robledo, Marisa Valle y María Sánchez. Los futuros valores de la canción asturiana salen a escena para dar fe de su potencial.
Publicar un comentario